4.04.2011

Buga la ciudad futurista y polo de desarrollo

Redacción Buga

El Periódico


Es importante pensar en una infraestructura para Buga porque se requiere que la ciudad tenga mayores ingresos en mano de obra por efecto del dinero circulante del orden Nacional, por tal razón las obras grandes deben tener continuidad y no dejar en el cuarto de San Alejo, la proyección que la actual administración ha dado a esta ilustre ciudad. El polo de desarrollo para Buga es prioritario y se debe ejecutar sin que resulten lesionados los intereses de la ciudadanía, como el sobre costo en el impuesto predial o por valorización municipal, para ello se requiere de contar con amigos en el alto gobierno, en el congreso de la República como es el caso del Representante a la Cámara Jairo Ortega Zamboni y en la Asamblea del Valle, a fin de conseguir los recursos necesarios que permitan la ejecución de las obras requeridas en la ciudad. Como no pensar en continuar la proyección de la carrera 16 que llega en este momento hasta el barrio Santa Rita, y que debe conectar el sur con el centro y el norte de Buga, de tal manera que los futuros moradores del sistema habitacional que se erige en el sector Sur, puedan ingresar y salir de allí por una vía alterna sin tener que incrementar el trafico vehicular de la carrera 12. Esta es una de las conclusiones que en su momento oportuno tiene el líder cívico de Buga José Edemir Ángel, quien con visión futurista plantea generar fuentes de ingreso y desarrollo para este municipio. Otro de los temas que trae en mente y de mucho acierto tiene que ver con la construcción de un puente vehicular que conecte la ciudad con la cárcel, si bien es cierto el actual puente solo permite la circulación peatonal, pero en muchas ocasiones y aún durante el día, se nota el flujo de motociclistas que lo abordan para poder llegar al otro lado de la doble calzada, y aunque esta situación ha sido reprochada por los peatones, los motociclistas buscan la seguridad al momento de trasladarse al otro extremo y resulta peligroso hacerlo, yendo hasta inmediaciones de San Pedro para abordar la calzada que lleva al sector de la cárcel, eso suele presentarse constantemente con los trabajadores de las haciendas y bodegas ubicadas en el sector en mención, por ello se debe pensar en la construcción del puente vehicular independiente del peatonal, para que los familiares de los internos en la cárcel puedan acceder al tráfico sin inconvenientes, expresó el líder Edemir Ángel. No solo por el paso de quienes buscan ingresar a la cárcel, de igual manera se debe pensar en el polo de desarrollo en la conexión de la ciudad con el sector rural plano de los chambimbales. Muy cerca de este sitio tan neurálgico se encuentra la urgente necesidad de una oreja de retorno en el sector de Lechugas, donde el complejo comercial y con la Universidad Antonio Nariño, permanentemente mueve gran flujo de personas en sus vehículos automotores, que deben hacer un largo recorrido hasta encontrar el retorno en el peaje de Betania, para lo cual se debe buscar la forma de concertar con la firma Pisa, de tal modo que en el lote ubicado en el costado derecho del puente de Lechugas entre esta firma y el municipio se construya la oreja de retorno a Buga, lo que generaría un desembotellamiento vehicular, sin que se acarree en peligro. Otras obras que revisten urgencia para desembotellar el tráfico vehicular y peatonal de la ciudad, tiene que ver con la continuación de la vía por la calle 11 que muere en la factoría de Grasas, pudiendo por allí, conectar a los barrios del Occidente del municipio como Palo Blanco, Albores de San Juanito y Valle Real con el resto de la ciudad, a fin de no colapsar el puente sobre la calle 16. Estos entre otros grandes e importantes proyectos hacen parte de la visión futurista y de proyección que debe darse a Buga, según lo expresado de manera voluntaria por el Líder Cívico José Edemir Ángel, quien desde su paso por el Concejo Municipal en Guadalajara de Buga, ha trabajado de manera coordinada logrando las metas propuestas.