8.24.2015

Jornada de salud y acompañamiento a población de la carrilera

Redacción Buga
El Periódico

Más de 60 personas que habitan el sector de la carrilera entre las factorías Purina, Finca y Grasas en Guadalajara de Buga, fueron objeto de un programa social-incluyente, en el que líderes sociales del municipio y el acompañamiento de un selecto grupo de profesionales, entre ellos deportistas de alto rendimiento, brindaron un día de salud, charlas, peluquería, aseo personal, entrega de vestuario en buen estado, y compartir de un alimento nutritivo, en busca de brindar espacios de inclusión a una población habida del apoyo de una sociedad discriminadora. 
“Los ciudadanos que habitan en las calles representan una cifra de personas, los cuales conforman un subgrupo que comparte una cultura, una identidad y un estilo de vida común, que por sus características son considerados diferentes a los demás”, explico la líder cívica y social Claudia Ríos. Esta población es considerada erróneamente como disfuncional o marginal, por lo tanto este trabajo realizado con ellos pretende desdibujar esa imagen que se ha elaborado en torno al ser humano que habita en la calle sensibilizando a la comunidad, por medio de estrategias sociales como esta, que fomenten la interacción y la convivencia ciudadana. La Psicología comunitaria de acompañamiento pretende la transformación social en pro del beneficio colectivo, por lo tanto este proceso de sensibilización parte de los ciudadanos que habitan en las calles, las instituciones corresponsables y los brigadistas que intervienen directamente con la problemática. Programa este que no solo se realiza en épocas pre-electorales, toda vez que es un proceso de integración centrado en una labor que se efectúa durante todo el año sin condicionamiento alguno, se indicó por los organizadores de la mencionada jornada. 
Es claro para el grupo de apoyo de la jornada social en el sector de la carrilera, que es deber del Estado brindar toda la asistencia necesaria en aras de recuperar de las calles una población que por errores del mismo Estado, ha caído en este flagelo, teniendo en cuenta que esta problemática incluye a la comunidad entera, la cual mantiene un concepto superficial e inhumano hacia el habitante de la calle, desconociendo las causas reales que conllevan a estas personas a permanecer en esta situación y recaer en sus intentos fallidos de inclusión y reeducación social. De tal manera que a partir del conocimiento de su cotidianidad, de su percepción del programa al que asistieron permitió generar un proyecto que involucrara a la comunidad afectada por la problemática de habitabilidad en la calle en pro del beneficio y mejoramiento de su calidad de vida dentro de su microcontexto y en el macrocontexto, en este caso la localidad.
Para abordar una comunidad se debe partir de la empatía y el grado de acercamiento entre los actores para luego realizar un conocimiento de la misma, descubriendo sus costumbres, lenguaje, estilo de vida, entre otras. 
En este caso, el acompañamiento que se viene haciendo con ellos desde hace varios años y donde la fundación Fundeco ha brindado personal especializado, entregó una herramienta que facilitó el acercamiento con los ciudadan@s que habitan en la calle y a su vez permitió consolidar elementos que forman parte del gran concepto comunidad: interacción, cultura común, pertenencia.
La población habitante de calle se multiplica, nacen generaciones con las mismas carencias de sus padres, sin una atención oportuna que les ofrezca otras opciones de vida.
Existen diferentes causas que propician la habitabilidad en la calle, causas socio-estructurales: pobreza extrema, violencia intrafamiliar, abandono, desintegración del núcleo familiar, abuso sexual, migración del campo a la ciudad y desplazamiento. Por razones personales: búsqueda de espacio para lograr que el anhelo de libertad sea real y efectivo, autodeterminación e inducción; consumo de alcohol, drogas, entre otros; y por razones culturales: la calle como opción de vida.
Este particular modus vivendi ha excluido socialmente al habitante de calle, llevándolo a construir su propia identidad, a configurar un grupo social por fuera del resto de la comunidad dentro de la cual carecen de identidad, presentando problemas de comportamiento que denotan un proceso de autodestrucción. 

La Secretaría de Agricultura está recibiendo las quejas por maltrato animal

Redacción Buga
El Periódico

Se recuerda a la comunidad que ya está vigente la ley de protección animal.

El comparendo ambiental, la política pública de protección animal y una junta municipal defensora de animales y el centro de bienestar animal, además de las sanciones para las personas que infrinjan las normas en este aspecto.
Todas estas instancias y normas se han establecido en defensa de los derechos de los animales en nuestra ciudad.
Y recordar casos como el descuartizamiento de un caballo gravemente herido en Buenavista (Sucre) y la matanza de un toro en Turbaco (Bolívar), ambos hechos ocurridos en corralejas celebradas a comienzos de año, dejan al descubierto los vacíos que tiene el país para castigar y condenar el maltrato animal.
Es más, la propia legislación impulsa a que hechos como estos se cometan.
De hecho, aunque el Estatuto de Protección Animal (Ley 84 de 1989) condena formas de maltrato como golpes, quemaduras, cortadas, punzadas, mutilaciones, someterlos a una muerte agónica o convertir ese sufrimiento en espectáculo, a renglón seguido exceptúa el rejoneo, el coleo, las corridas de toros, las novilladas, las corralejas, las becerradas, las tientas y las riñas de gallos.
En Buga por ejemplo, se viene adelantando un programa de socialización por el respeto a los animales domésticos de compañía o denominados “Mascotas”; así lo dio a conocer el Especialista Fernando José Gutiérrez Estrada, Secretario de Agricultura y Fomento del Municipio, quien advirtió que no serán elásticos en la aplicación de la normatividad que ya está rigiendo en el territorio colombiano y que en buen momento fue sancionado y aprobado por el Honorable Concejo Municipal, dándole facultades a las autoridades competentes para ello.
“En resumen, el maltrato no es delito, y, como no lo es, esto lleva a que la gente no tenga reparos en cometerlo”, asegura Javier González, experto en bioética e integrante del Observatorio Animalista de la Universidad Javeriana.
Por eso, no obstante el rechazo y la indignación que generaron los videos en los que se revelan esos crueles actos, poco se podrá hacer para condenar y castigar a los responsables del maltrato animal.
Ni siquiera un hecho como el ocurrido en Tuluá (Valle), con un grupo de gatos que fueron amarrados y torturados para que “participaran” en una carrera, podría castigarse ejemplarmente.
Para todos estos casos el estatuto no impone condenas sino contravenciones, llamados de atención o penas de arresto preventivo de uno a tres meses (excarcelables). Si bajo ese maltrato el animal queda lisiado o muere, la sanción aumenta a un máximo de cuatro meses de arresto, y si se hace en vía pública, el arresto será de seis meses. Se incluyen multas que no superan los 100.000 pesos.
El Código de Policía, por su parte, impone otras sanciones que no pasan de los 700.000 pesos.
“Hoy, los castigos dependen mucho del costo del animal, y de que el propietario denuncie. La vía que queda es que los afectados o ciudadanos tramiten acciones populares para que hayan sanciones administrativas a Alcaldes o Secretarios de Gobierno por no tomar medidas que evitaran ese maltrato”, dice Eduardo Peña, de la organización Animal Defenders International. 

Convenio interadministrativo para PTAR de La Habana

Redacción Buga
El Periódico

El corregimiento La Habana  con 265 habitantes, cuenta con las siguientes veredas y respectivos 1.892 habitantes: La Magdalena 454, Alto Cielo 55, El Janeiro 297, Alaska 230, El Diamante 97, La Piscina 151, Las Frias141, La Planta 47, La Granjita (Guadualejo) 380; indicativo este que ha permitido la construcción de una Planta de Tratamiento para Aguas Residuales –PTAR-, la cual debe cumplir un objetivo ambiental de recibir las aguas residuales provenientes de las viviendas asentadas en los sitios en mención, sumadas a las aguas lluvias para el debido procesamiento en la planta y así devolver el agua a los cauces de agua natural.
El sistema de tratamiento de aguas residuales tiene como función crear un hábitat cómodo y saludable para los habitantes de una ciudad que les proporcione bienestar y calidad de vida. Además protege el medio ambiente al permitir un proceso de tratamiento para las aguas residuales y devolver así a la naturaleza agua limpia, sin contaminantes y en mejores condiciones.
Actualmente entre el Comité de Cafeteros y la alcaldía municipal de Guadalajara de Buga, se  tiene un convenio inter-administrativo para hacerle una serie de adecuaciones a la Planta de tratamiento de aguas residuales y que sea más eficiente, toda vez que recibe fuertes cantidades de estiércol provenientes de los más de 30 criaderos de cerdos en la región, que colmatan los tanques de proceso y generan sedimentación constante, lo que no permite el buen desarrollo y funcionalidad de los micro-organismos que descomponen las heces, materia fecal y demás componentes y agentes contaminantes del agua.
La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales es una instalación que recibe del alcantarillado el agua servida o utilizada por una comunidad para su tratamiento. Este proceso de tratamiento dura aproximadamente 10 horas, tiempo en el que se logra la transformación de las aguas residuales en aguas limpias.
Para ello, la Secretaría de Agricultura y Fomento del municipio adelanta una serie de capacitaciones, visitas y censos entre las comunidades a fin de generar una cultura del buen manejo de la PTAR y que no arrojen el estiércol de los marranos al alcantarillado y lograr la erradicación de  las cocheras conectadas al alcantarillado para que así la planta trabaje como debe ser y no tenga problemas por tal situación de colmatación por las marraneras asentadas en el sector desde hace mucho tiempo atrás, sin que se hayan generado espacios que permitan un ambiente sano y saludable a los afluentes hídricos naturales, como el río Guadalajara.
Una vez espesados, los lodos se transportan a los biodigestores anaeróbicos, estructuras cuyo objetivo es reducir el contenido de organismos patógenos, disminuyendo su masa. Allí son sometidos a un proceso de digestión. En el interior de estos biodigestores la temperatura se eleva a 35 grados centígrados y allí las bacterias anaeróbicas convierten estos lodos en lodos digeridos, bióxido de carbono, agua y gas metano. Estos biodigestores están diseñados con un moderno sistema de control de olores para el proceso de tratamiento.

Soterrar cableado aéreo para evitar marañas

Redacción Buga
El Periódico

La soterranización de redes eléctricas y cables de empresas de telecomunicaciones es un proyecto piloto para la ciudad de Buga que sufre la acumulación de cables en postes y la formación de marañas de estos elementos, que afean la ciudad y generan riesgos.
“Siendo un logro importante para la zona histórica la soterranización de redes en 4 cuadras, la gestión para que esto se extienda a otras zonas del municipio, es costosa”, dijo Jorge Humberto Valencia, Secretario de Planeación.
Agregó que desde ya se adelantan gestiones con las empresas cable operadoras para que retiren los cables que están en desuso y los rollos de cables de los postes.
Para los bugueños estas acciones deben hacer parte de los proyectos y programas de desarrollo, además de exigir a las empresas prestadoras de servicios públicos un cronograma de sus actividades, a fin de evitar lo que hoy en Buga evita visualizar a plenitud el panorama aéreo.
En Buga por ejemplo, las diferentes empresas cable operadoras de televisión hacen lo que se les antoja utilizando los postes del alumbrado público, dejando marañas de cables colgando en estos y como si fuera poco cuando suspenden el servicio por retiro de clientes, dejan los cables allí extendidos generando impacto visual negativo, sin que exista autoridad ambiental, de planeación, ordenamiento o la que tenga que ver con ello, para que no desdibujen el panorama ambiental aéreo.
El soterramiento de las redes de servicios se ha constituido en una necesidad por distintas causas, ya sea por el impacto que estas generan sobre su entorno o por necesidades técnicas de las propias instalaciones.
Estas redes del sistema de televisión por cables, unido a las eléctricas y de telefonía fija, se han convertido en Buga en enredaderas absolutas que afean el panorama, sin que se dignen organizarlas como debería ser.
Al transitar por el sector histórico de la ciudad no dan ganas de levantar la mirada hacia el cielo, pues temen los turistas y propios encontrarse con esas marañas de cables que generan temor; esto se une a la falta de cultura ciudadana de algunas personas, quienes lanzan zapatos y hasta prendas de vestir al sistema de cable, como si se tratara de tendidos aéreos, todo esto afea el panorama y sería conveniente que en un futuro inmediato, los organismos y entidades municipales implementen acciones y hagan cumplir las normas ya estipuladas y no permitan que estas empresas  de servicios públicos las pasen de agache.

Bugueños no cuidan el ornato y sitios de diversión sana

Redacción Buga
El Periódico

Descontento total entre la ciudadanía bugueña por la forma como se destroza el mobiliario público por parte de personas quienes no valoran las adecuaciones que se realizan en escenarios públicos.
Es el caso del parque Biosaludable el Vergel frente al Batallón Palacé, el cual sin haberse entregado de manera oficial, ya ha sido objeto de daños en los juegos infantiles y otros atractivos deportivos.
De acuerdo a la información suministrada por la Secretaría de obras públicas del municipio de Buga, personas adultas están haciendo uso indebido de los juegos infantiles, los cuales no están acondicionados para soportar exagerados kilos como el de un adulto.
Sin haberse ni siquiera utilizado y entregado en forma, algunos elementos y juegos están dañados, en igual manera el estacionamiento de vehículos automotores, motocicletas y otros en los senderos peatonales, imposibilitando la libre movilidad de quienes asisten a este escenario de sano esparcimiento, recreación y disfrute, en medio de un entorno paisajístico.
La primera etapa de esta ambiciosa obra, cuyo valor se calcula en $3.000 millones, pretende cambiarle la cara a la margen derecha del río tutelar de los bugueños.
“Estoy convencido que después de la Basílica del Señor de los Milagros, este será el segundo lugar más visitado de la ciudad”, manifestó el alcalde John Harold Suárez Vargas.
Según el mandatario local, se trata de implementar un parque biosaludable que comprende la adecuación de una pista de bicicross para BMX, la construcción de varias canchas de básquetbol, baloncesto y fútbol sala, 1.800 metros de pista de trote y un gimnasio al aire libre. Asimismo, el proyecto contempla la construcción de once plazoletas y terrazas junto al río.
La idea es aprovechar el bosque que ocupa el parque El Vergel, desde la curva de El Derrumbado hasta el sitio conocido como El Palo.
“No tumbamos un sólo árbol, por el contrario queremos interactuar con la naturaleza”, indicó Suárez Vargas.
Esta obra contempla una segunda etapa que comprende la intervención del parque Bolívar hasta El Faro y la construcción de un moderno puente de guadua sobre el río Guadalajara que uniría el parque biosaludable con la ciudadela deportiva del colegio Académico.

Los parques biosaludables son espacios verdes, ubicados en los núcleos urbanos y compuestos por diferentes equipos para 
ejercitarse, que aportan una nueva filosofía de vida para toda la comunidad, de 
manera que puedan disfrutar 
de su tiempo de ocio con salud.

Son entornos únicos para mantener el cuerpo y la mente en forma; los parques biosaludables cumplen un interesante servicio público de bienestar y salud para toda la comunidad, donde las principales instituciones pueden lograr cubrir sus objetivos con respecto a los grupos poblacionales, y así poder facilitar la calidad de vida, fomentar lugares de encuentro y diversión para todos, y por ende, ayudar a la conservación de las zonas verdes municipales.
El concepto de parque biosaludable ha sido concebido como un parque con diferentes obstáculos, que exige el trabajo físico de todas las partes del cuerpo y de capacidades como el equilibrio, la coordinación, la fuerza, la elasticidad, la movilidad y agilidad e incluso para tratar dolencias o lesiones concretas; pero lo realmente novedoso no es el concepto de parque de ejercicios, sino la adecuación de las máquinas de ejercicios, a las que antes sólo se podía acceder en gimnasios cerrados o clínicas de rehabilitación, para su instalación al aire libre y su uso a partir de cierta edad.
El parque Biosaludable de Guadalajara de Buga busca ser incluyente para que niños, jóvenes, adultos, adultos mayores y personas con algún grado de discapacidad, puedan disfrutar de la recreación y la práctica deportiva.

Basuras en vía pública, demostración de incultura de algunas personas

Redacción Buga
El Periódico

De manera constante se pueden observar grandes arrumes de basura en cierto sitios muy transitados por demás, donde se demuestra claramente la falta de cultura ambiental de quienes ubican las bolsas con estos sobrantes en los espacios públicos y andenes de los vecinos.
Un caso muy notado es en la carrera octava con calle 20 en frente del coliseo de Exposiciones Camilo J. Cabal, el cual lo han convertido en botadero de basuras, y tal parece de acuerdo a algunos moradores, de mismos residentes en el sector y hasta de restaurantes, talleres de toda índoles y amas de casa.
El tema allí es que este sector que ha venido siendo recuperado por la presente administración municipal y el Comité de Ganaderos y Agricultores de Buga, en busca de presentarlo como un sendero peatonal y espacio arborizado, las personas inescrupulosas pretenden desentonar con sus acciones un ambiente paisajístico y natural.
El equipo investigativo del Semanario El Periódico dialogó con algunos vecinos y moradores del entorno de la carrera 8va con calles 20 a la 22 en busca del equilibrio periodístico y logramos conocer que muchos de los hoy afectados por esta cochambrera han reprochado esta actuación de algunas personas y han sido objeto de burlas, agresiones verbales y hasta de ofensas contra la integridad laboral; por ello esperan que sean las autoridades competentes quienes pongan el orden en dicho sitio, el cual afectó por mucho tiempo la sanidad básica de un reconocido establecimiento para la sana diversión que funcionó al interior del Coliseo de Ferias y que debió cerrar sus puertas y servicio a la innumerable clientela por el desorden con estas basuras.
Pero este no es el único sitio donde se observan constantemente los arrumes de basura que indelicadamente dejan algunos vecinos para no ocupar sus sitios y andenes en sus casas, lo mismo se observa en la esquina de la carrera 14 con calle 6ta del parque José maría Cabal, donde ubican inmensas bolsas con desechos del conocido establecimiento comercial ubicado en toda la esquina, el cual cuenta con servicio de restaurante; estas irregularidades deben ser atendidas prontamente por las autoridades ambientales como la Policía, Secretaría de agricultura y fomento, salud y su área de saneamiento básico con el señor Oscar Azuero, gobierno por la sana convivencia ciudadana, además de la Cámara de Comercio como entidad rectora del comercio organizado en Guadalajara de Buga.
Arrojar escombros o basuras en espacio público, en sitios no autorizados (como separadores y parques) se considera falta grave tanto para personas naturales como para empresas, edificios y unidades residenciales y acarrea multa de 1,5 y 15 salarios mínimos mensuales, respectivamente.
Y no decir que los vehículos recolectores dejan de cumplir con la función de recoger las basuras en los andenes de las viviendas y sitios determinados, lo que falla es la convivencia ciudadana y el respeto por el espacio público y el medio ambiente; es por ello que siendo Guadalajara de Buga uno de los pueblos patrimonio de Colombia, no podemos permitir que estas acciones desdibujen el buen nombre e hidalguía que por muchos años hemos tenido en la Ciudad Señora.

Tercera jornada nacional de vacunación “Día de ponerse al día”

Redacción Buga
El Periódico

En el mes de agosto del 2015, la Secretaría de Salud Municipal y el Hospital Divino Niño de Buga, promueven la tercera jornada de vacunación “Día de Ponerse al día”, con el fin de evitar enfermedades prevenibles por vacunas, especialmente a niños y niñas menores de  5 años de edad, mujeres embarazadas y en edad fértil, y población mayor de 50 años contra la influenza.   

En Guadalajara de Buga se están realizando actividades de vacunación desde el sábado 1 de agosto en el Hospital Divino Niño, de  lunes a viernes de 7:00 a.m. a 12 m. y de 2:00 a 5:00 p.m., y sábados de 8:00 a.m. a 12 m.; y en el Centro de Salud Luis Eduardo Domínguez, de lunes a viernes de 7:00 a.m. a 12 m. y de 2:00 a 5:00 p.m., mediante intensificación de las actividades de vacunación a nivel urbano y rural, para lograr la cobertura de la población infantil y su familia, con la activa participación de las EPS del Régimen subsidiado y contributivo. 
El día central de la Jornada es el próximo sábado 29 de agosto. de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. El Hospital Divino Niño dispondrá un equipo móvil de vacunación en Uni-Norte y puestos de vacunación ubicados en: la puerta principal del Hospital Divino Niño, parque Santa Bárbara, parque de La Revolución, puestos de salud del corregimiento de Chambimbal y Unidad Básica de Atención de Coomeva UBA. 
Adultos y nin@s deben llevar el carnet de vacunación, además del documento de identidad tanto del menor como del adulto, las vacunas son totalmente gratis.